El modelo Sport Education para la gestión de equipos deportivos

El modelo Sport Education para la gestión de equipos deportivos

El modelo Sport Education para la gestión de equipos deportivos | Palestra

Dentro de mi experiencia como instructor y guía de montaña y escalada en Águilas Negras AC, he intentado emplear distintas metodologías que me pudieran ayudar a elevar los estándares y rendimiento de mis pupílos sin perder el enfoque principal que parte de la didáctica y la formación en las actividades de montaña.

Me ha sido fructífero, en tiempos recientes, el adoptar el Modelo de Sport Education, diseñado y desarrollado por Siedentop a finales de la década de los noventa y complementado por Hastie y Van Der Mars a inicios del siglo XXI.

Básicamente, el modelo (el cual forma parte central de nuestra filosofía educativa en Palestra) se compone de seis características fundamentales del deporte institucionalizado a las que se confiere un matiz educativo: temporada, afiliación, competición formal, registros sistemáticos, festividad y acontecimiento final.

De modo que le sirva a cualquier otro colega del ramo en la gestión de equipos deportivos a su cargo, comparto a continuación la definición de cada uno de esos 6 conceptos clave en el modelo original de Siedentop:

  • Temporada: La formación del alumno debe estar enmarcado bajo una temporada deportiva real, delimitada por un inicio y un fin, en donde el estudiante tenga la oportunidad de aprender múltiples contenidos y desarrollar habilidades, experimentando (si es necesario) diferentes roles en torno a la actividad deportiva.
  • Afiliación: La afiliación a la unidad deportiva debe darse desde la integración del miembro a unidades reducidas de personas que permanezcan fijas en la temporada de actividades, proporcionando espacios para el desarrollo social.
  • Competencia formal: La unidad deportiva debe de estructurar, desde el inicio de su actividad, una competición intercalada en conjunto con las actividades de aprendizaje (de esta manera, éstas adquieren una mayor relevancia).
  • Registros sistemáticos: El progreso del alumno debe enmarcarse dentro de un registro de rendimiento durante las sesiones / salidas / partidos, con un control estadístico que permita motivar, dar retroalimentación, evaluar o construir estándares.
  • Festividad: Al cierre de cualquier temporada o campaña, se debe de integrar un proceso de celebración por el proceso generado con el estudiante o participante, indistintamente del resultado obtenido.
  • Acontecimiento final: A modo de colofón final, la estructuración de una temporada o campaña de formación deportiva debe integrar un evento final que permita reconocer los logros obtenidos y, si es el caso, determinar podios o campeonatos.

Cuéntame, ¿Cuál de estos 6 conceptos has puesto en marcha para la gestión y desarrollo de tu equipo? Espero tus comentarios.

Comparte el conocimiento:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *